21 d octubre, 2017 / Disfruta tu hogar

Limpia tu casa sin químicos

Mantener nuestra casa limpia es una tarea muy importante, y a veces en el afán que tenemos por dejarlo todo desinfectado y reluciente, no tenemos en cuenta que algunos de los productos de limpieza pueden resultar agresivos para el medio ambiente, nuestra salud y la de nuestras mascotas.

Para evitar un poco el uso de productos químicos, te recomendamos algunas opciones para limpiar tu casa:

  • Limón y sal: esta mezcla es muy práctica para limpiar algunos utensilios de cocina, especialmente las tablas para picar frutas o verduras. Así te aseguras que los sabores y olores no se mezclen entre los alimentos. Solo debes espolvorea la sal sobre la tabla y luego, con la mitad del limón, frota la tabla hasta que la sal se haya disuelto completamente. Luego la enjuagas con agua caliente y listo !Tablas libre de olores y sabores!
  • Vinagre: un estudio realizado por la Universidad de La Florida demostró que el vinagre es uno de los más poderosos desinfectantes: su uso en el lavado de frutas reduce hasta un 90% las bacterias y un 95% de los virus presentes. Una forma práctica de usarlo en casa es para el lavado de frutas como las fresas. Primero enjuaga las fresas con agua, así eliminas algunos restos de tierra o polvo. Luego con un rociador aplicas el vinagre y finalmente enjuagas con agua y ya tienes fresas listas para consumir. Algo para tener en cuenta es que si tienes superficies de mármol en tu casa o cocina ten cuidado en usar vinagre sobre ellas ya que puede generar daños en este material.
  • Bicarbonato de sodio: este producto tiene muchos usos en casa, entre ellos como limpiador, principalmente por su capacidad para eliminar olores y poder blanqueador. Es excelente para limpiar cojines de sofás o colchones. Esparce sobre la mancha una gran cantidad de bicarbonato puro y déjalo durante unas horas, incluso hasta todo un día. Posteriormente pasas la aspiradora para remover todo el bicarbonato y con este se va la mancha y el olor, ¡y disfruta de tus cojines limpios!
Volver