6 d junio, 2018 / HQ CrearCimientos

Nuevas sensaciones en casa, la clave está en el color

La pintura es una de las herramientas más flexibles y fáciles de utilizar para cambiar el aspecto de nuestra casa.  Si estás pensando en personalizar tu casa, una excelente alternativa es pintar.

A través de los colores logramos darle un estilo propio a nuestro hogar que se conecta con nuestra personalidad. La principal barrera que muchos ven a la hora de pintar es el temor a probar o mezclar colores nuevos, y por eso casi siempre se termina optando por volver al blanco.  Atrévete, es momento de tomar un pequeño riesgo y combinar nuevos tonos y colores.

Una buena guía para experimentar con la pintura es partir de paletas de colores que crean empresas expertas en el tema de la decoración y del color.

 

Siguiendo estas paletas puedes encontrar mezclas y combinaciones de colores novedosos. Un truco a seguir, haciendo que  el cambio no sea tan extremo es, si tienes un espacio amplio y abierto, como la sala-comedor de Punta del Parque, es pintar siguiendo el criterio del 60-30-10.

Esto quiere decir; un 60% del espacio se pinta con el color dominante (puede ser el blanco), 30% de un color complementario y un 10% de un color acento. Así, el color primario mantiene una base, el secundario añade interés para romper la monocromía y el color final destaca y crea interés para conseguir un ambiente con carácter y personalidad.

¡Ahora sí, a pintar sin miedo a usar el color!

Volver